ARRUGAS DINÁMICAS – BOTOX

 

Tratamiento arrugas

Tratamiento arrugas con Toxina Botulínica en Málaga

¿Quieres devolver un aspecto relajado y radiante a tu rostro?

Con el paso de los años, debido a la realización de ciertos gestos de manera repetida, al sorprendernos, enfadarnos o al sonreir, aparecen determinadas arrugas en la frente, entrecejo y alrededor de los ojos. A estas arrugas las llamamos arrugas dinámicas o arrugas de expresión. Si te miras frente a un espejo, nos referimos a aquellas arrugas del tercio superior que aparecen al reír, enfadarnos o fruncir el ceño.

Si queremos mejorar su aspecto, retrasar o incluso evitar la aparición de las arrugas que acabarán apareciendo en la piel con el paso del tiempo (arrugas estáticas o arrugas de reposo) como consecuencia del movimiento muscular producido con las expresiones de la mímica facial a lo largo de los años, el Botox o Toxina Botulínica tipo A es el tratamiento que buscas.

Representa uno de los tratamientos “estrella” dentro de la medicina estética, y sigue siendo uno de los tratamientos más solicitados y realizados en las clínicas médico estéticas a nivel mundial. Muchos pacientes que quieren mejorar las arrugas de la cara no se deciden a realizarse el tratamiento por los estigmas asociados al mismo, algo frecuente que oímos en consulta es: “no quiero quedar con la cara de tal persona famosa…” cuando muchas de esas veces los resultados observados no son los propios de un tratamiento realizado con toxina botulínica, sino de otro tipo de procedimiento. Dicho esto, obvio es que la premisa fundamental antes de someternos a un tratamiento para mejorar nuestras arrugas faciales, es elegir a un profesional que acredite capacitación facultativa y amplia experiencia en su manejo. La edad promedio de comienzo de su uso ronda los 35 años, siendo aplicado comúnmente tal como hemos comentado anteriormente, en la zona superior del rostro, sobre la frente, el entrecejo y las patas de gallo.

 

Toxina Botulínica Antes y Después

 

PRIMERA CONSULTA MÉDICA GRATUITA

 

PREGUNTAS FRECUENTES

Resolvemos tus dudas acerca del tratamiento con Botox o Toxina Botulínica.

 

¿En qué consiste el tratamiento con Botox o Toxina Botulínica?

La Toxina botulínica, también conocida como Botox, es una proteína natural modificada que actúa relajando la contracción excesiva de aquellos músculos sobre los que se aplica. Actúa evitando la comunicación entre los nervios que envían la orden de contracción y los músculos, disminuyendo la actividad de estos últimos. Gracias al tratamiento con Botox o Toxina Botulínica conseguiremos eliminar las arrugas dinámicas o de expresión del tercio superior facial mediante microinyecciones en determinados puntos, devolviendo a nuestro rostro un aspecto descansado y radiante enormemente natural.

 

¿Qué conseguiré tras el tratamiento? ¿Qué beneficios me aporta?

Tras el tratamiento con Botox o Toxina Botulínica conseguiremos mejorar considerablemente el aspecto de nuestro tercio superior facial, devolviendo al rostro un aspecto descansado, luminoso y natural, mediante el suavizado de las arrugas que se producen al gesticular (arrugas de expresión) de la frente, entrecejo y patas de gallo. El beneficio estético obtenido tras el tratamiento con botox será doble: terapéutico (suavizaremos las arrugas de expresión) y preventivo (mientras dura su efecto esteramos previniendo la formación de futuras arrugas estáticas producidas por el arrastre muscular al gesticular.

 

¿Es seguro el tratamiento con Botox o Toxina Botulínica?

Si, es un procedimiento seguro y eficaz, representando hoy día el tratamiento más demandado dentro del campo estético mundial, siendo ampliamente utilizado en otras especialidades del ámbito médico para el tratamiento de la migraña, la vejiga hiperactiva, o el estrabismo entre otras muchas patologías. De cara a garantizar tanto la seguridad como la eficacia del mismo, es fundamental que dicho tratamiento sea siempre llevado a cabo por un profesional médico cualificado con amplios conocimientos de la musculatura facial y experiencia en su manejo, dado que dependiendo de la misma, dependerá mucho que los resultados obtenidos sean o no los esperados.

 

¿Cuándo comienza su trayectoria en estética?

Durante la década de los 70, el Dr. Alan B. Scott, oftalmólogo, comienza a aplicar toxina botulínica en el entrecejo de pacientes afectados de estatismo, comprobando tras el tratamiento que mejoraban las arrugas del entrecejo de dichas personas. Aquí comienza la andadura estética del Botox y los estudios pertinentes para su uso como tratamiento médico estético.

 

¿Obtendré un resultado natural?

Si, garantizamos la obtención de un resultado natural y adaptado al detalle a las preferencias individuales de cada persona que nos visita.

 

¿Cuánto dura el tratamiento? ¿Es doloroso?

La duración del tratamiento es de unos 20 – 30 minutos aproximadamente. No te resultará doloroso, pues usamos agujas ultrafinas para que el tratamiento sea lo más confortable posible.

 

¿Cuándo me veré los resultados?

La mejora sobre las arrugas faciales comenzará a producirse a partir del segundo al tercer día posterior al tratamiento con Botox o Toxina Botulínica, evolucionando la mejora progresivamente hasta los diez a catorce días, momento en que todas las personas que tratamos vuelven a ser revisadas en consulta para comprobar que se ha obtenido el resultado deseado.

 

¿Qué recomendaciones debo seguir tras el tratamiento con Botox o Toxina Botulínica?

Siguiendo las recomendaciones del actual Consenso para el uso de Toxina botulínica tipo A, a todos los pacientes que nos visitan les recomendamos tras realizar el tratamiento: No manipular la zona tratada durante 4-5 horas, no utilizar casco de moto durante el mismo tiempo y evitar igualmente fuentes de exposición intensas de calor (saunas, etc…).

 

¿Cuánto duran los resultados? ¿El uso repetido del tratamiento prolonga su efecto?

La duración de los resultados oscilará entre los 3-6 meses, dependiendo los mismos de diversas variables particulares tales como el sexo, la expresividad y determinados factores ambientales. Es cierto que en aquellas personas en las que lo realizamos de manera periódica, siempre que la siguiente aplicación se realice antes de haber perdido totalmente el efecto de la anterior, conseguiremos una mayor duración debido a la relajación mantenida de los músculos responsables de las arrugas de expresión.

 

Tras el tratamiento, ¿volveré a revisión?

Si, revisamos a todos nuestros pacientes a los 14 días tras la realización del tratamiento, momento en que obtenemos el máximo efecto, siendo valorado el mismo en consulta por el doctor.

 

¿En qué situaciones está contraindicado su uso?

El tratamiento con Botox está contraindicado en caso de embarazo o lactancia, enfermedades sistémicas neurológicas, o en casos de alergia o hipersensibilidad a la albúmina del huevo.

 

FORMULARIO DE CONTACTO

¿Quieres tratar tus arrugas dinámicas con Toxina Botulínica?

Resultados Botox Antes y Después

Solicita ahora una consulta médica informativa gratuita en nuestra clínica estética en Málaga.

Nombre y apellidos:

Email:

Teléfono:

Horario preferido:

Interesada/o en:

“Acepto la Politica de Privacidad